De aprendiz a un joven emprendedor conservacionista del medio ambiente

 

Tony Maytahuari López tiene 16 años y vive en la comunidad de Amazonas con su familia. Él describe que en su familia hay confianza y respeto, especialmente con su madre,  quien siempre le da consejos de vida. Por mucho tiempo, él se divertía haciendo actividades que estaban en su zona de confort, como por ejemplo leer libros o cuidar a sus hermanos menores. A medida que fue creciendo, su curiosidad también crecía y buscaba nuevas formas de entretenerse, el único problema era que no sabía cómo hacerlo.

 

El Impacto de un Taller

Cuando tenía 10 años, tres promotoras comunitarias de Minga Perú visitaron su comunidad para trabajar con su madre, que también era promotora. Él se quedó escuchando sus conversaciones sobre el cuidado del medio ambiente, y se sorprendió al enterarse sobre el alto nivel de deforestación que había en su comunidad. Esa noche, le dijo a su madre que quería conocer más sobre el tema, y ella estaba tan alegre que lo llevó al día siguiente a un taller sobre agro-forestería. Cuando llegó, se sentó en una esquina y tomó apuntes de todo lo que escuchaba y aprendía sobre el tema.

 

Tony siguió asistiendo y acompañando a su mamá a más talleres, y entró en confianza con las promotoras y participantes, lo cual hizo que pueda hablar cómodamente ante el público. Sin embargo, su mayor preocupación, la deforestación, aún seguía existiendo, hasta que un día tuvo la oportunidad de hacer el cambio: su madre compró un terreno y él pensó que lo mejor sería que en los espacios no utilizados se siembre plantas y frutas, como el aguaje, y así aprovechar y optimizar el uso de los recursos naturales y evitar la escasez de los mismos. Al inicio, tuvo dificultades, como la falta de herramientas, pero su madre, con el apoyo de Minga Perú, que había visto potencial en él, logró dárselas para que termine su pequeño proyecto ambiental.

 

“Veía a mis amigos jugar durante las tardes, y yo también quería hacerlo. Pero asistir a los talleres me permitió crecer como emprendedor y eso me da un mayor nivel de crecimiento y satisfacción”, decía Tony.

 

Asumiendo nuevas responsabilidades

Con el tiempo, el proyecto de Tony se convirtió en un éxito, con más de 200 plantas en proceso de crecimiento. A pesar que su rutina se volvió más demandante, él seguía buscando la manera de asistir a  los talleres para aprender técnicas que le permitieran mantener su proyecto en buen estado. Sus profesores, al ver que Tony mostraba características de un líder, decidieron nombrarlo delegado del colegio. Él estaba contento con esta oportunidad porque sentía que podría crear espacios donde se hablaría sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y sobre la satisfacción que uno tiene cuando emprende un proyecto propio. Al mismo tiempo, Tony ha participado en las exposiciones de las visitas de los barcos de Lindblad Expedition – National Geographic, las cuales él describe interesantes porque puede contarles a personas de otras culturas y países lo que aprendió en los talleres gracias a Minga Perú, y cómo ha mejorado su vida como joven emprendedor y conservacionista.

 

Tony presentando su proyecto de reforestación de la fruta de aguaje, frente a los invitados de Lindblad-Expeditions.

 

Desde hace 9 años que comenzó a participar en los talleres, Tony siente más facilidad para socializar. Al inicio, comenzó su proyecto de aguajes (fruta amazónica) para combatir la deforestación en su comunidad, pero ahora se ha dado cuenta de que además puede generar ingresos con este tipo de proyectos y no impactar negativamente al medioambiente. Con sus ingresos, que rodean entre los 90 soles (30 USD), Tony está alegre de poder, a su corta edad, apoyar a su familia y demostrarle a sus compañeros que emprender y cuidar al medioambiente es posible, y que el impacto es aún más grande cuando se comienza a hacer desde joven.

 

Tony es uno de los más de 80 jóvenes de 7 comunidades de la Amazonía peruana que reciben capacitación en conservación del medio ambiente y proyectos que generan ingresos de forma sostenible de Minga Perú, y que además se capacitan en corresponsalía radial para participar en episodios de Bienvenida Salud y hablar sobre la conservación del medioambiente, entre otros temas. Estos jóvenes también participan en charlas escolares para compartir lo aprendido, llegando a concientizar sobre el tema a más de 800 jóvenes.

 

 

Tú puedes ayudar a que más jóvenes como Tony  de comunidades rurales de la Amazonia peruana aprendan formas de emprendimiento y conservación del medio ambiente, y logren cumplir sus sueños.

 

Apoya a Minga Perú hoy.

 

DONA AQUÍ

 

Agradecemos a National Geographic – Lindblad Expeditions, New Ingland Biolabs Foundation y  a los Amigos de Minga Perú por su apoyo continuo.

 

** Las donaciones en los Estados Unidos son deducibles de impuestos y pueden ser hechas a través del patrocinador fiscal de Minga Perú, The Resource Foundation.